viernes, diciembre 23

Esperanzada


Como darse una panzada
desplegando las alas al viento

sí puedo y
acá estoy
será el mapa

porque de nada sirve
si no sabemos dónde ir.

-o lo que el imperialismo sajón
desparramó como "el norte"-


Y aunque fume mi tiempo,
o sea el títere de mi neurosis
hay un camino,
una proa
un timón
y buenos tripulantes.

Leven Anclas.




Se ha producido un error en este gadget.