lunes, octubre 27

Conjuntiva




Una vez que los ojos se limpian,
como el cielo tras la lluvia eterna,
-aquella de siete días y siete noches-
(¿si fuera menos atea sabria mas de ella?)
No viene el caso,
me divago como el agua
que se va entre las manos.
En el caos se ordena la mirada confusa,
(aunque a paso de tortuga con
ansiedades ahumadas)
arreglé mi placard,
re-acomode los muebles
Archivé los abrigos de otro invierno que se va.
La besé en la ducha.
Me disculpé por la bestia errante.
Mis plantas son una jungla
y como siempre la conclusión es la misma:
la sencillez es la llave,
simple y clave.








. del caos nacen las estrellas .

3 comentarios:

Ro73 dijo...

Me encanta eso que dice del caos...y coincido sobre la sencillez...este...para los ojitos, tecito, tecito....
Besotes
Ro

SoL dijo...

ja! si si, tecito de manzanilla y muuucha homeopatia!
pero sobre todo, querer ver!! :)

Abrazos!

dintel dijo...

Me ha hecho gracia la acotación. Jajajajjajaja.

Se ha producido un error en este gadget.