domingo, agosto 8

Acá No



Como rueda perpetua en mi cabeza
da vueltas,
brillan los rayos cuando ilumina-me
con su sonrisa.
Y suspiro como intentando vaciar el pecho
de noséqués
Camino y a mitad de cuadra recuerdo, me río, con ruido,
de algún comentario,
o también dialogo, discuto o transformo alguna
de sus -geniales- teorías.

Considero que ha sido una colonización
a través de sus sonidos,
que me invadieron las células , se endorfinizaron,
me llena el alma de nanoalegrías,
sin tocarme.

A veces, el aire tiene la delicadeza de rozarle
llega a mi nariz,
entonces un perfume entra en medio de la panza,
y se transforma en mareo.

Una canción del gurú de la música, Cohen,
el maestro de la poesía cantada, dice:
"somos feos, pero tenemos la música"
Cuentan que se la hizo a Janis Joplin, tras una noche juntos
en el mítico Hotel Chelsea, en Nueva York.
Eso se lo contaría desnuda,
pero con la contundencia de las señales de vialidad me dice:

"Acá no"

Y no sólo usted, ellos también.

Ahí No.

Me acurruco, con mis letras cascada.
Apago la activación endorfínica de su presencia.
Dejo ir a los cuchicheadores que día a día
me susurran que es Usted.
Y si el viento un día se cruza en nuestro camino
respiraré por la boca: y entonces no hay mareo.
Así es que me digo "ahí no".
Y se acaba.

Tampoco es que piense en Usted tan seguido...

(eso también es de cohen, de la misma canción, y también lo hubiera contado desnuda).

Se ha producido un error en este gadget.